CONTRATO DE MANTENIMIENTO

Se presentan los meses más fríos del año y conviene revisar la calefacción de tu hogar, tanto la caldera como los radiadores, para valorar si funcionan correctamente. De esta forma, estarás tranquilo antes de que lleguen las bajas temperaturas.

Desde marzo de 2008 el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, obliga a realizar una revisión anual de las calderas. Lo habitual es tenerla contratada junto con un servicio de mantenimiento con cobertura ante posibles averías.

Como empresa registrada y autorizada para realizar dichas revisiones anuales, para ahorrarle problemas y evitar olvidos, le ofrecemos servicios de mantenimiento que se encargan, año a año, de todas las gestiones. Esta cobertura incluye transporte y mano de obra del técnico.

Para asegurar longevidad a tu caldera no hay reglas fijas, pero los expertos cifran que una caldera bien cuidada puede llegar a funcionar en óptimas condiciones entre unos 12 ó 15 años.